TOBOGANES DE AIRE

Los toboganes neumáticos son un sistema de bajo mantenimiento especialmente adecuado para el transporte de materiales en polvo. Gracias a la acción de los sopladores, el material es empujado a través de las toboganes de aire y, tras ser transportado, es conducido hasta los vertedores. Normalmente se trata de toboganes de aire de cámara cerrada, de sección rectangular, y se instalan con una pendiente de unos 6 grados. Están formados por una estructura laminar metálica que contiene un lecho de fibra de poliéster u otro material que divide la cámara de aire alimentada por sopladores de diferentes potencias de la zona que aloja el material fluidizado. Existen diferentes configuraciones en cuanto al tramo de paso, el tipo de fibra, las características del aire insuflado y la pendiente que influyen directamente en el rendimiento en términos de caudal y desgaste.

Scroll al inicio